Archivo mensual: Marzo 2006

Jugando en el baño

Ya les hable de unos baños públicos muy especiales.

Y esta vez les comentaré sobre unos urinarios aún mas especiales.

Vienen con juegos de video.

urinario con juegito

Así es… tiene un pad sensible a la presión en el centro del urinario, y una pantalla a la altura de los ojos. Y con el chorrito manejas un auto de carrera, juegas fútbol y recorres un laberinto.

Y también tiene mejores utilidades, pero dejaré que se las describan los chicos de FayerWayer.

Mas información en el Portfolio Marcel Neundörfer.

Respira el cambio de look

thumbQuizás no lo haz notado, pero Respira …, este humilde blog, se anota cambio de look.
El pastito me gusta, pero creí que era hora de probar nuevas emociones. El theme para WordPress que le utilizo es el Tarski en su versión 1.1, el que está hecho especialmente para WP 2.0.

Esta bueno el theme, implementa algunas chucherías Ajax que te permiten configurar/cambiar fácilmente la imagen del header por medio de thumbs, decidir si quieres la barra lateral a la izquierda o derecha, administrar las páginas-no-post de manera mas sencilla, entre otras cosas mas que aún no descubro, y todo eso sin meterte a ver código.

¿Esta bueno no?

Me gustó mucho el estilo de los blockquote (las citas) y de los links.

Ojala les guste.

Sobre la fe

Leía en el blog de Galgata un post titulado Dios tenía email, donde relata una vieja practica que tiene. La de escribirle emails a Dios.

Jamás lo he hecho. Y creo jamás lo haría. Me sentiría ridículo revelando mis más profundos secretos a la nada misma en el cyberespacio. Bueno, digo nada desde el punto de vista físico. Considera que esto viene de alguien que no cree mucho que digamos.

Por eso no rezo. Tampoco le hablaría a un cura, no lo veo con autoridad como para aconsejarme (ni menos para juzgar mis actos, si es que lo hacen).

Para eso recurro a un amigo, a mi familia, a mi mujer (que es mi mejor amiga). Ellos cumplen con la función de autoridad cuando necesito ser orientado a punta de charchazos. A ellos les respeto la opinión. Es a ellos a quienes de vez en cuando presto oídos y agacho el moño y admito que me equivoco.

La diferencia es que no estarán -necesariamente- siempre conmigo. Eso es algo que no puedo pedirles.

En cambio, para aquellos que tienen fe el mundo es distinto.

Ellos nunca están solos. Siempre tienen su Dios y su fe. Y siempre tendrán un hombro y un consejo (que en muchísimos aspectos no coincide con el mío… lamentablemente) para aquellos momentos donde se hace más necesario.

Que envidia. Pero de la sana eso sí.
Si señor.
Amén.

Gates critica computador por 100 dólares

El Portatil de los US$100 Y como no lo iba a hacer, si este proyecto le roba el pedazo de mercado que aún no logra conquistar: El de los países que buscan Open Source o simplemente se dedican al pirateo.

Y como no lo iba a hacer, si el portátil viene con Linux y no con su mugre de Windows Started.

Lo que queda claro es que este tipo no logra entender en que consiste el programa. Ni mucho menos cuales son las reales necesidades de los pueblos tercermundistas. Y ni remotamente entiende lo maravilloso que puede ser esto para un niño que proveniente de dichos pueblos.

Solo de su ignorancia se entiende porque tanto sarcasmo.

Si vas a hacer que la gente comparta un computador, consigue una conexión de banda ancha y alguien que esté en el lugar y que pueda guiar al usuario. ¡Por Dios santo! Usa un equipo decente donde en realidad puedas leer texto y que no te obligue a estar moviendo una palanca mientras intentas escribir.

Y tiene aliados que le acompañan en ignorancia y codicia.

Craig Barrett, director de Intel, despachó lo siguiente:

Negroponte lo llamó el laptop de US $100. Pero creo que un título más realista sería un juguete de US$ 100

La Tercera complementa la noticia con lo que parece ser la descripción de Origami. Si tienes mas antecedentes agradeceré los compartas.

De hecho, poco antes de criticar al laptop de US$ 100, Gates exhibió su nuevo computador ultramóvil, que contará con todas las prestaciones de un PC normal en un modelo compacto y portátil. Con un costo de entre US$ 599 y US$ 999, los modelos que saldrán a la venta en abril contarán con una serie de servicios como GPS, los cuales han sido resaltados por Microsoft como su gran plus.

Revisa estos links para mayor información sobre la ONG Un computador por niño y el laptop por 100 dólares.

Vía: El mundo

Entre al dormitorio contento. Mientras caminaba por el pasillo oía a Martina celebrar nuestra llegada. Habían transcurrido muchas horas desde que salimos, y se podría decir que llegábamos tarde. 9:30Pm.nido vací­o

La niña saltaba sobre la cama. Rebotaba como si de un castillo inflable se tratara.

Busqué a Emilia con la mirada. Era tarde para estar en cualquier otro sitio que no fuese mi dormitorio. Nuestro dormitorio. El de los papás. Miré hacia el costado de la cama donde debiera estar su cuna. El lugar estaba vacío. Sin Emilia y sin cuna.

Caminé hacia el velador en busca del pequeño televisor que nos permite (vía un circuito cerrado de televisión) “espiar” los dormitorios de las niñas. El de Martina. El de Emilia no era necesario. Bueno, se suponía que no lo era.

Moví las perillas que permitían mirar la otra cámara, la de la pieza de al lado. Y vi un punto negro sobre la cama. Era ella. Durmiendo.

Nuestra nana, la Vero, al ver que dilatábamos y dilatábamos el “plan-de-erradicación-emilistica”, nos hizo la vida mas fácil y cortó ella por lo sano. Sabíamos que era necesario. A Martina la expulsamos a los 5 meses. Pero la Mili ya llevaba 8 meses con nosotros. Era rico tenerla con nosotros.

Y ya nos habíamos dicho en muchas ocasiones: “Ya, este fin de semana la mudamos a su pieza”.

Pero fue fuerte y muy triste llegar a casa y ver los hechos consumados. Sin despedirnos. Sin poder decirle cuanto disfrutamos ser compañeros de cuarto.

La miramos por el monitor por largo rato… Pamela hacía pucheros. Martina no entendía que pasaba y nos limitamos a abrazarla.

A la hora la fuimos a arropar y a darle su beso de buenas noches. Usualmente soy yo quien lo hace, pero la Pame necesitaba ir también.

Esa noche me quedé despierto hasta tarde. A la 1AM Emilia perdió su chupete y despertó. Subí raudo a salvarla del inmisericorde síndrome de abstinencia. Me miro con sus ojos enormes mientras me acercaba y recogía de entre las sabanas aquel adictivo adminículo infantil.

Le puse su chupete y me lo agradeció con la mirada. Me di la vuelta para salir y al darle la espalda siento un gruñido de protesta. Me devolví a su lado y me estiro sus bracitos.

Que diablos, mañana dormirás en tu cuarto.

La tomé en brazos y bajamos juntos. Abrazados. Regaloneándonos. Teníamos mucho que contarnos, el día había sido largo y no había tiempo que perder. Había que recuperar el tiempo perdido.
Mañana dormirás en tu cuarto.