Sobre la fe

Leía en el blog de Galgata un post titulado Dios tenía email, donde relata una vieja practica que tiene. La de escribirle emails a Dios.

Jamás lo he hecho. Y creo jamás lo haría. Me sentiría ridículo revelando mis más profundos secretos a la nada misma en el cyberespacio. Bueno, digo nada desde el punto de vista físico. Considera que esto viene de alguien que no cree mucho que digamos.

Por eso no rezo. Tampoco le hablaría a un cura, no lo veo con autoridad como para aconsejarme (ni menos para juzgar mis actos, si es que lo hacen).

Para eso recurro a un amigo, a mi familia, a mi mujer (que es mi mejor amiga). Ellos cumplen con la función de autoridad cuando necesito ser orientado a punta de charchazos. A ellos les respeto la opinión. Es a ellos a quienes de vez en cuando presto oídos y agacho el moño y admito que me equivoco.

La diferencia es que no estarán -necesariamente- siempre conmigo. Eso es algo que no puedo pedirles.

En cambio, para aquellos que tienen fe el mundo es distinto.

Ellos nunca están solos. Siempre tienen su Dios y su fe. Y siempre tendrán un hombro y un consejo (que en muchísimos aspectos no coincide con el mío… lamentablemente) para aquellos momentos donde se hace más necesario.

Que envidia. Pero de la sana eso sí.
Si señor.
Amén.

3 pensamientos en “Sobre la fe

  1. galgata

    Qué lindo ver que mi post te llegó.. 🙂 son los momentos en que uno se congratula? de tener un blog, porque ve que las palabras que uno tira no se pierden en la blogósfera jajaja… o cuando uno siente que si logró compartir algo 🙂 .

    Sólo quería decirte que todo esto que me pasa con Dios es resultado de un proceso de observamiento… jajaja… de que el universo a final de cuentas me empuja de vuelta tanto como ha tirado, que me escucha y que tiene razones que yo no veo… porque a veces me pasan cosas que repelo y contra las que alego, que luego, vistas con perspectivas, parecen haber sido perfectas.

    Igual a veces sufro horrorosamente, y me cuestiono muchísimo, pero uso ese contacto para al menos liberarme… He escrito los mails más insultantes de la Tierra alguna vez que otra (que luego sospechosamente no quieren mandarse jajajajaja, qué nervios) y supongo que lo que al final pasa es que me reconcilio conmigo misma… bueno y que cuando revelo esos secretos, me los revelo a mí misma… aunque no puedo negar que siento una compañía especial.

    El punto es que, parece increíble que yo diga esto, yo que sólo piso iglesias cuando tengo matrimonios y asuntos así, y que creo que no hay nada más íntimo que el concepto de amor o Dios en cada cual y que me carga andar sugiriéndole a la gente lo que debe pensar (en el sentido de que no tengo ninguna autoridad ni me interesa tenerla jaja)… y créeme que me siento una especie de Ned Flanders moderno ahora, pero quero decirte que SI DIOS EXISTE… lo hace tanto para ti como para mí!!

    Tate, ahora soy como los que escriben “Dios te ama” en las piedras de la carretera jaja… Y ahora sí que me van a odiar los de la blogósfera por mamona jajaja.. pero tenía que decírtelo.

    Nos leemos!!!!!!

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.