Archivo mensual: Julio 2006

Revolución

mascarada.cl

Hace muchos años que tengo como afición los juegos de rol. Bueno, tenía, ya no me da el tiempo para muchos de mis antiguos pasatiempos.

Cuando comencé con esto de Internet, harán unos 8 años, hice mi primera página HTML en honor al juego de rol con el que en aquella época estaba embobado, y le llame “Mascarada: Vampiros en Chile” (si, bien original). La subí en algún servidor gratuito, la registre en buscadores y comenzó mi vida como webmaster.

Inicialmente éramos 3 amigos los de la idea, pero al poco andar me quede solo (de hecho, creo que fue inmediatamente después de dar el primer paso), así que por orden natural, fue mío y solo mío.

Al tiempo puse descargas y artículos copypasteados de otros sitios web (por aquella época nada se sabía de las Creative Commons, o al menos era yo el ignorante), una lista de correo y la joyita del site: El foro.

Pasaron los años, la gente comenzó a llegar y mas importante aún, a volver una y otra vez. Luego interactuaron. Se conocieron y comenzaron a rolear. Se juntaron, hicieron amistades, amores, se pelearon y finalmente hicieron comunidad.

Mientras, yo jugaba y sacaba nuevas versiones del sitio. Cambiaba la estática, montaba phpnuke, le metía módulos nuevos, chats, sacaba los chats, botaba el nuke, pasaba a hosting pagos, volvía a cambiar la estética, montaba wordpress, phpbb, y un largo etc.

Han pasado los años, y yo me he transformado en una suerte de dios en este pequeño (mas bien enano e insignificante) rincón de Internet. Soy el webmaster. Y tengo un grupo de colaboradores que moderan los foros y escriben artículos (los semidioses). Pero soy yo quien decide que se hace y que no. Quien lo hace y quien no. Quien es bienvenido y quien no lo es.

Por ello, me he ganado los apelativos de dictador, tirano y otros que por grotescos debo omitir de este post. Calificativos infames que no se condicen con mi personalidad, empatía y buena facha (favor notar la ironía).

¡Libertad! ¡Democracia!, ¡Revolución!

En reiteradas ocasiones esta ha sido la consigna de algunos usuarios que se sienten disconformes con decisiones que he tomado. Ahora hay un grupo (se supone que eso son) que vuelve a levantar dichos estandartes y buscan imponerse al despota.

Y me parece entretenido, me parece sano, incluso me siento orgulloso. Los derechos civiles aplicados a la cyber-vida. Que gran ejemplo!. Jóvenes luchando por sus ideales. Me recuerdan a los 10.000 chinos que se reúnen a protestar en video juego, y a otras muchas iniciativas que buscan generar movimientos sociales utilizando la tecnología.

¿A que voy con todo esto?

A nada. Solo contar algo… hace tiempo que no escribo en este blog y no quiero abandonarlo 🙂 (si, vuelvo a ser irónico).

¿Cual es tu caramelo favorito?

snickersIba camino a casa, el viento corría fuerte y golpeaba las gruesas y abundantes gotas de lluvia contra el vidrio en ángulo y desde el sur.

Tuve que detenerme en una Tiger Market para comprar pan embazado embasado y echar algo de combustible a la Scenic que amablemente Pamela me prestó para capear la lluvia.

Cuando me acerco a la caja, medio mojado y con la bolsa de pan colgando de una mano, miro la estantería que tengo enfrente y que estratégicamente rodea a la caja, atiborrada de caramelos y chocolates, con el único fin de inducirte a la gula.

Por lo general no presto mucha atención, así que fue una mirada superficial, sin fijar detalles. Pero la mente es mucho mas rápida y alcanza a retener una palabra, una de las mas deliciosas, calóricas y culposas que conozco. Snickers.

No tuve tiempo de reflexionar, en medio segundo tenía uno en la mano. Pague la cuenta y volví al auto.

Nervioso le quite el envoltorio y pude apreciar la belleza de aquella barra de turrón con maníes asados y caramelo, bañada en chocolate de leche.

Lo devoré.

Según Wikipedia:

Snickers is the best selling candy bar of all time and has annual global sales of $2 billion

Este es mi caramelo favorito.

¿Y el tuyo?
Cuentame es tu caramelo favorito.

Santiago X

En la zona de contacto publicaron un excelente reportaje (me esta sorprendiendo la zona, cada vez leo mejor material) que relata la infiltración de un reportero en las huestes neonazis capitalinas.

Le explico del grupo que soy, pero no hay caso. Un N.S muy afectado, como de metro ochenta e hinchado en músculos, lagrimas en los ojos, se abalanza sobre mí: “¡Quién eres!, ¡quién eres!, ¡de dónde soi!”, me grita, mientras otros camaradas le detienen el paso. Conservo la calma. Sé que si corro o me asusto, me van a salir persiguiendo. Así que me despido sin hacer ningún saludo nazi y me voy caminando lentamente.

Sinceramente creo que hay que estar medio tocado para ser neonazi. Te creo alguna ideología que recoja algo, o que se inspire en… pero de ahí a lo que estos tipos hacen, es mucho.