Archivo mensual: Septiembre 2006

Fin de semana de locos

¿Te haz sentido a completa merced del destino? ¿Que la vida juega contigo y te lleva de una emoción a otra? Que te lleva de la incertidumbre al miedo, luego a la esperanza, a la agonía y después a contener el llanto de la alegría.

No es primera vez que la vida se encarga de someterme a esta montaña rusa de emociones. Algunas veces mas intenso, otras no tanto.

El viernes Martina comenzó nuevamente con fiebre, sobre 40.

El sábado a Octavia (mi mascota) tuve que internarla de urgencia a la clínica del BuinZoo (ahí trabaja mi veterinario), con un embarazo terminal y el primer cachorro de la camada atascado impidiendo su evacuación y la de los otros cachorros. Todo esto con Martina sufriendo tercianas por lo alta de la fiebre. De los 5 cachorros los dos primeros no sobrevivieron. Martina durmió con nosotros oscilando entre los 38 y los 40.8 grados.

El domingo, a las 6 y algo de la mañana, mi hermano y su mujer parten a la clínica con 9 meses de embarazo y contracciones cada 2 minutos. Tras unas 5 horas de pujas y ejercicios respiratorios nace Emma.

Aún no pude ir a verla.

Hace unas 3 horas la fiebre aflojó. Poco antes Pamela volvió con Octavia y sus 3 cachorros, los pusimos sobre la cama y reímos todos con ganas.

¿Te haz sentido a completa merced del destino? ¿Que no importa lo que hagas, no tienes ni tendrás control sobre lo que ocurrirá? Que no tienes otra opción que bajar los brazos y dejarte llevar. Dejar que sea lo que tiene que ser. Asumir posición fetal y aguantar la pateadura, que mas temprano que tarde pasará.

Hace algunos años no me importaba. Me dejaba llevar sin problema alguno. Hasta con gusto!

Pero ahora con hijas y pareja es todo tan distinto. Hasta el perro te importa. Y no solo porque mis hijas y Pamela a amen. Es parte de la familia.

Después de todo, la vida es cíclica, de altos y bajos.

Estas últimas 48 horas fueron bajas.

Ahora espero la vuelta de la ola.