Críticas desmedidas al Transantiago

tarjeta bipMe parece increíble la cantidad de comentarios negativos respecto del plan transantiago, y a pocas horas del inicio de este sistema me permito opinar.

Pareciera que todo el mundo desea que el proyecto fracase, siquiera una gota de optimismo. En la calle la gente habla de que va a ser un caos, un desastre, que se van a demorar horas en movilizarse. Que no entienden el mapa, no saben los colores, no encuentran la tarjeta “bip!”, y un sinfín de etcéteras que la verdad me da lata repetir.

Y la blogosfera no se queda atrás, desde hace mucho tiempo se lee un montón de post criticando el transantiago, incluso argumentando idioteces del tipo “así no somos los chilenos” (si quieren mas links criticando, mira por acá o ).

Muy pocos han caído en cuenta de que remplazar un viejo sistema completamente colapsado, pero al que estamos acostumbrados y nos movemos como pez en el agua, es una tarea mas que difícil y poco transparente para el usuario final. El cambio es muy grande, es una reestructuración completa del sistema. Por lo mismo, es imposible que no existan equivocaciones. No podemos pedir la perfección, debemos ayudar a que se logre la perfección.

Me parece lamentable que tengamos esa “cultura” del quejarnos de todo y por todo. Incluso de cosas que aún no ocurren y que siquiera tenemos certeza que ocurrirán. Nos quejamos porsiacaso, porque todos lo hacen o porque esa actitud nos da una apariencia de disconformes socialmente. Nos quejamos porque queremos decir algo y no sabemos que, porque estamos acostumbrados a llorarle al gobierno o a cualquier autoridad que se nos cruza por delante. Nos quejamos por deporte.

Pues bien, que nos va quedando entonces: el transantiago, guste a quien le guste, parte este sábado.

La unica opción razonable es asumir los problemas propios de la puesta en marcha de cualquier sistema nuevo, ser optimistas y considerar todos los beneficios que a ciencia cierta traerá. Apoyar el proyecto, cooperar he intentar que las cosas funcionen, después de todo, va en nuestro directo beneficio. Si el sistema funciona, muchos santiaguinos lo preferiremos por sobre el uso del automóvil (o la moto, en mi caso), con la consiguiente descongestión de nuestras calles y la descontaminación de nuestro cielo. Y para cualquier santiaguino ¿acaso eso no es el mayor de los beneficios?

13 comentarios en “Críticas desmedidas al Transantiago

  1. Federico

    Espero que resulte este cambio del transantiago, que se pongan las pilas y en vez de ser 11 carros en algunas horas sea para todas las horas y que pongan mas, porque con un incremento de personas en el metro como lo pintan, nos estamos acercando mas al metro de japon que hay tipos empujando a los pasajeros, y cerrando las puertas a presion.
    Lo otro que mencionas un cielo descontaminado, no se si el gobierno quiere realmente eso, pq si no es el “gran” cambio, porque no aprovechar de hacer las micros a gas o combustible hibrido, o cualquier otra cosa que contamine menos, ademas para los recorridos locales reciclaron los buses amarillos hechandole solo una manito de pintura, los cuales no estaban en muy buenas condiciones.
    Pero a pesar de todo, espero que sea bueno, y que funcione, que al final no se transforme en la misma mierda de transporte que tenemos actualmente.

  2. Brian

    Lo del metro comparto tu preocupación.

    Sobre lo de la contaminación, considero que hubiese sido una genial idea realizar esos cambios (micros a gas o hibridos), sin embargo, sería meterle mas riesgo al proyecto original, es decir, además de traer las micros tienes que implementar todo un sistema de carga de combustible. Cosa no menor. Ojalá en el corto plazo se considere.

    Lo del reciclaje, según se ha informado es momentáneo y las recicladas se remplazaran por micros nuevas durante el año (o principios del próximo, no recuerdo).

  3. Matías

    Estimado:

    por esas cosas que tiene la diferencia de opiniones (y para eso estamos!), la columna que hace unos días escribí en http://blog.delarepublica.cl/ respecto de transantiago, cayó en tu artículo en el saco del “montón de post criticando el transantiago, incluso argumentando idioteces…”. creo comprender tu molestia de fondo: no queremos que el nuevo sistema falle, y compartimos las ganas infinitas de acabar con el sistema actual. El chaqueteo chilensis es, en efecto, uno de nuestras malas costumbres más enraizadas.

    Creo, sin embargo, que proyectos de esta magnitud, visibilidad e impacto social, son un excelente espacio (anímico y temporal) para reflexionar respecto de cómo hacemos política pública, cómo ésta incorpora o no a la ciudadanía y cómo interactúan nuestros expertos con nuestros políticos, y ambois con el ciudadano. Y claro, toda reflexión es una levantada de alfombra de la cual salen un par de cucarachas. Pero sin esa reflexión (que siempre “le lleva” crítica… si no, no es reflexión), no hay desarrollo posible.

    Por eso, sí, critico el proceso de diseño de Transantiago. Y por lo mismo, tal como escribí en la columna que mencionas en tu artículo, “a partir del 10 de febrero me escribiré comentarios a mí mismo ensalzando las bondades del sistema. Así es que a pagar con Bip!, bancarse los aprietes en el metro y las demoras y sonreír al chofer del nuevo recorrido. Con tal de olvidar las micros amarillas, bienvenido Transantiago!

    Saludos
    Matías

  4. Brian

    Una vieja muy sabionda solía decirme “Mejor ponernos colorados altiro” cada vez que alguien metía la pata.
    El link a tu blog debía ir en el saco de “Muy pocos han caído en cuenta de que remplazar un viejo sistema completamente colapsado […]”

    Lamento la equivocación (que ya he corregido), y comparto gran parte de las apreciaciones que has explicado en tu post. Sea lo que sea el transantiago (un buen o mal proyecto), hay que ponernos todos para que el sistema funcione todo lo bien que necesitamos funcione.

  5. fargus

    Veo que también me has integrado a los “críticos desmedidos” que juntas como si se tratara de un ramillete de flores secas.
    Creo que antes de generalizar y enjuiciar, podrías darte el trabajo leer los post en cuestión y rebatir los puntos de vista de cada quien. Eso de “pucha que son negativos” me suena a argumento de concurso de belleza.
    En el propio post que linkeas digo que “…es cierto que se trata de una transformación necesaria frente a un sistema de transporte público poco eficiente y amigable…”, pero comento uno de los muchos aspectos negativos de esto. Si tu no los ves, bájate de la moto y le preguntas a las personas que hoy llegaron tarde a sus trabajos o esperaron más de una hora la micro.
    Por lo demás, las cosas no son en blanco y negro. Precisamente la actitud de come y calla que nos obliga a no alzar la voz hace que muchas cosas odiosas en Chile lo continúen siendo.
    Saludos.

  6. Brian

    He leído bien su post estimado Fargus, y a mi modo de ver, la suspicacia con que miras el nuevo proyecto delata tu pesimismo frente al mismo. Sin duda aportas con tu visión de las cosas (cargada de emotividad y recuerdos personales, lo que me parece muy valioso), pero no lo encuentro suficiente como para establecer una critica con sustancia.

    Vamos, esto es democracia, si escribes un post debes estar claro que alguien te puede (y seguramente habrá mas de uno) contradecir. Si careces de argumentos caes en el tipo de calificativos que que haz caído en tu comentario.

    Agradezco tus sabios (quizás no tanto) concejos, pero por el momento no lo tomaré en cuenta.

  7. Matías

    Estimado:
    se agradece la sinceridad en la respuesta. Y bueno: se fue la micro. Ahora no queda más que poner el hombro y tratar de que el sistema llegue a “régimen permanente” lo antes posible.
    Saludos
    Matías

  8. fargus

    Carezco de concejos (http://buscon.rae.es/draeI/SrvltGUIBusUsual?TIPO_BUS=3&LEMA=concejo) sabios o ignorantes y, por lo pronto, no tengo considerado adquirir uno. Definitivamente no me interesa ser alcalde. Consejos (http://buscon.rae.es/draeI/SrvltGUIBusUsual?TIPO_BUS=3&LEMA=consejo) de los otros tampoco suelo dar, porque no me siento tan sabio como para hacerlo. Creo que sería sano que no confundieras una simple opinión con un consejo.

    En todo caso, captas que he escrito desde una visión personal sobre el tema, tocando uno de sus aspectos puntuales sobre el que poco o nada se ha dicho y del que poco o nada se va a decir. Desde esa perspectiva, no he buscado formular una crítica de fondo al Transantiago.
    Por lo demás, me trae sin cuidado el que alguien no coincida con lo que planteo y concuerdo contigo en que cualquiera tiene el derecho a expresar el disenso que entienda pertinente.

    Respecto del punto que planteas en torno a que “si careces de argumentos caes en el tipo de calificativos que que haz caído en tu comentario”, pienso que es bastante necesario distinguir entre la ironía (http://www.microsiervos.com/archivo/frases-citas/ironia-80.html) y los calificativos.

    Eso sí, me han molestado tus descalificaciones, como la expresada en la florida frase: “incluso argumentando idioteces del tipo…”. De hecho, por eso precisamente me animé a escribir el comentario anterior.

    Creo que esa actitud es una muestra más del mediocre debate que somos capaces de hilvanar como sociedad. Tu post no entrega ni media referencia de fondo a alguna crítica en particular y sólo ofrece un lamento sobre una posición negativa que asignas a lo que otros dicen. Por favor, de qué sustancia hablas.

    Saludos.

  9. Brian

    Que lata llegar a esto, pero denotas que no leíste bien mi post. Pero cuando digo “incluso argumentando idioteces del tipo…” la frase continúa, y dice “así no somos los chilenos”

    mejor cito:

    incluso argumentando idioteces del tipo “así no somos los chilenos”

    Pues bien, esa es una frase que alguien de los linkeados dijo.

  10. benny adasme

    buenooo io pienso que aiii mucha gente que no lo encuentra bien ya que a tenido malas opotunidades o mala suerte realmente es cosa de acostumbre esperense un tiempo mas i todos estaran hablando bien de este nuvo trasporte “transantiago”

  11. Fernando

    Muchas gracias por tus datos de paginas que critican al transantiago que como tu lo sabes (ya que debes andar en auto y opinar igual que zamorano, es decir exteriormente).
    El gobierno debe adaptarse a su pueblo y no su pueblo al gobierno ya que lo otro es tiranía, y bueno michelle bachelet será mujer pero si Chile va a tener una presidenta, por lo menos que haga algo ademas de viajar, si el trabajo se lo hacen ella se pasa en el baño todo el día no es una vos firme que imponga orden o ideas claras que por lo menos en ese aspecto salvaba muy bien ricardo lagos escobar… Gente como tu es la que hace que Chile no madure… saludos y metete a la pagina que mejor habla de madurez en Chile http://www.lagodis.tk

  12. Pingback: Nuevas costumbres en el Metro de Santiago at Tras la niebla

Deja un comentario