La desagradable selección de personal

en el divan

Hace un par de semanas y en el marco de un proceso de selección de personal que la empresa a la que presto servicios me encargó (ya voy terminando el proyecto y me queda poco por acá, aprovecho de pasar el aviso!), envié a los postulantes seleccionados a entrevistarse con una psicóloga laboral. Aclaro que no es parte de mi política, pero fue lo que el “el jefe” pidió en este caso.

Una semana después recibo su informé, y me sorprendo de las conclusiones a las que puede llagar tras un test de inteligencia y una entrevista.

Frases del tipo “Posee una tendencia detallista excesiva, lo que genera disminución de su eficiencia”, o “baja apertura a críticas y sugerencias” solo ejemplifican la capacidad de clasificar, calificar y catalogar a una persona y su historia.

Con solo un par de horas conversando, estos profesionales de la psiquis te pueden sacar hasta los mas íntimos “rasgos de personalidad infantiles”, o si cuentas o no con recursos para hacerte cargo de situaciones de tensión, incluso indicando como reaccionará enfrentado a dichas situaciones.

Hace un montón de años, cuando aún picaba piedras para laborum.com y ya tenía muchísimas ganas de irme, postulé a un cargo en Ericsson para la plataforma de desarrollo de aplicaciones móviles, WAP en ese tiempo. Pasé por un par de pruebas tipo entrevistas colectivas (que terrible experiencia) y al final de mi proceso me derivaron a una psicóloga.

Además de mostrarme insistentemente unas largas, bronceadas y esculturales piernas que inquietas se movían bajo una pequeña faldita, me hizo un montón de preguntas que a pesar de las reiteradas distracciones (una patita para un lado, una patita para el otro lado) logré responder con palabras que se unían y formaban frases coherentes. Creo.

Luego no supe mas del tema hasta que le pedí a un amigo (si! si! si!) que trabaja para Ericsson (ahora Sony Ericsson) que averiguara que ocurrió conmigo en el proceso: Había sido descartado porque a juicio de la psicóloga yo era “inmaduro laboralmente”.

El calificativo me causo especial gracia, porque en comparación con la personalidad del amigo en cuestión, soy un hombre completamente maduro y me vivo la vida con mucha seriedad. Bueno, aclaro que el no paso por dichas entrevistas.

Especial gracia fue lo que demostré, porque ahora puedo admitir que tratarme de “inmaduro laboralmente” me picó el ego, en especial en aquella época donde todos los que trabajábamos en desarrollo para laborum teníamos el ego tan hinchado como las arcas de quienes apostaron lucas por el proyecto. Me pareció sumamente injusto, en especial porque en aquella época ya tenía varios años de exitoso rodaje. “Inmaduro mis polainas!”.

Hoy me sigue pareciendo abusivo el someter a alguien a este tipo de procesos de selección. Si te ha tocado asistir a este tipo de entrevistas sabes a que me refiero, y sabrás que en cierta medida se transgrede la intimidad de las personas al someterlos a preguntas que en países desarrollados son directos atentados a la privacidad.

Si, en dichos países también se considera transgresor de la intimidad (incluso puede ser tomado como acoso sexual) si le preguntas el estado civil a alguien.

Pero salvando las exageraciones, lo que me parece preocupante como sociedad es que parece no existir ningún control para resguardar la privacidad del postulante, salvo la ética profesional del psicólogo (la que puede ser cuestionada por algunos casos de corrupción) no informando a su cliente (y aquí paradójico) aquellos aspectos que vulneren la privacidad de lo que, si nos ponemos frívolos, podríamos calificar como mercancía tranzada. Si, porque lo que aquí se tranza son aquellos aspectos no evidentes de tu personalidad.

Lo que me dejó conforme del informe que leí fue que la impresión personal con la que me quedé de estas personas era reafirmada por dicho informe. Y gracias a eso, por el momento al menos, prefiero seguir confiando en mi intuición.

7 comentarios en “La desagradable selección de personal

  1. Pamela

    Intentaré hacer caso omiso a las largas y bronceadas piernas de la susodicha sicologa… (GRRRR!!! inmaduro porque te distraias po´h menso! )
    Bueno el temita de la seleccion es algo que nos viene rondando hace mucho, hay quienes lo consideran como la mejor opción que los empleadores tienen de no “invertir” HH en “recursos (personas)” que al cabo de poco tiempo signifiquen “fuga” de conocimientos y por cierto de las preciadas lucas que derivan de la produccion de esas HH.
    ¿Quien no conoce a alguien qeu al mes o quizas menos se ha ido de la pega nueva??

    Trabajo ( o trabajaba) muy vinculada a procesos de RRHH y capacitación, la tendencia es a desarrrollar capital social, que derive -por cierto- en mayores ganancias para las empresas. Es por eso que creo que el foco se ha desviado un poco estas entrevistas deviesen ahondar en: (1) Competencias laborales demostrables (2)Afinidad en terminos de personalidad con las caracteristicas de la empresa.- Ser la pieza correcta del rompecabezas (como los gremlins de laborum … )(3) Descartar rasgos de insanidad sicologica que pongan en riesgo la seguridad de las personas (profesores, transportistas, Nanas, etc)

    El resto a mi parecer es prejuicio.

    Como ejemplo uno bien autoreferente :Yo soy extremadamente detallista sin embargo he demostrado alta eficiencia en los cargos que he desempeñado.

    Las personas tenemos la capacidad de aprender y mejorar día a día, que injusto es que se nos cierren las puertas de espacios en donde podamos desarrollarnos, solo por un excesivo celo económico.

  2. Federico

    Yo en lo personal no creo en estas entrevistas psicologicas, perfectamente, ya con un bagaje en ellas, las puedes pasar sin problemas. En mi caso, tuve la oportunidad de trabajar con la psicologa, y vi muchos de los test que se usaban (ya no los recuerdo mucho), pero eran perfectamente pasables si decias la respuesta correcta.
    Para un triste mortal que se enfrenta a ese tipo de entrevistas, que son lo mas bien intimidantes o distractoras (ojala me hubiera tocado ese tipo de psicologa que describes), no sabe como abordarlas, y contesta con lo que cree que “suene bonito” y que no aporta lo que realmente es esa persona.

  3. Brian Autor de la entrada

    El defecto de este tipo de procesos es que no existe forma de que un postulante exija valer sus derechos de privacidad. No sabemos como será utilizada la información que el psicólogo obtiene de nosotros, siquiera sabemos que información recogió.

    Sobre los test, evidentemente mi estimado Fede que cuando dices la respuesta correcta pasas el test. El tema es que todos los test son muy similares, así que no cuesta mucho encontrar el hilo conductor, incluso la intención de la pregunta.

  4. Pingback: Aprende a identificar a un seleccionador poco profesional en una entrevista de trabajo - BuscarEmpleo.es

  5. Pingback: Aprende a identificar a un seleccionador poco profesional en una entrevista de trabajo « Your Blog

Deja un comentario