Todos íbamos a ser músicos

Gran parte de mi adolescencia y juventud giró en torno a la música.

Ya en primero medio y con mi compañero Faúndez formé mi primera banda. Como no teníamos instrumentos ni sabíamos utilizarlos no llegamos siquiera a tocar un cover. Pero como buena banda que queríamos ser tuvimos algún nombre que ahora no recuerdo y pasábamos las tardes coreando temas de Los Prisioneros con un trozo de palo haciendo las veces de guitarra. Si, me cargan Los Prisioneros, pero el jefe de la banda era él (porque tuvo la idea), y a él le gustaban y punto.

Con los años aprendí a tocar guitarra, me puse metalero y con un grupo de chascones del infierno formamos una banda death metal que llevó por nombre Azazel. Y eramos buenos, o al menos eso creímos. Compusimos varios temas y tocamos un par de veces en vivo con muy buena crítica.

Mas bien fuí yo quien se la creyó. Y como el resto no me siguió me fui de la banda y con el tiempo abandoné el oscurantismo y me vendí al sistema para financiar mis últimos años de carrera.

Toqué en bandas de pub con músicos mas “profesionales”, con mas experiencia y que se asumían la vida de músico seriamente (incluso alguno se dedicó profesionalmente al tema y ahora es toda una estrella del rock). Pero a los meses estaba demasiado reventado (ufff… la bohemia) y volví a optar por mis estudios.

Con los años y la perspectiva que te da el tiempo mantuve un recuerdo mas que grato de esos años. Le considero una experiencia de vida super enriquecedora y del todo digna, incluso las veces que canté en la micro. Al menos hasta hoy.

Revisando mis feeds me encontré con un post en porlaputa.com que habla de una banda, los Manhattan Sur. Luego de verlos no puede mas que hacer memoria tratando de auto convencerme que no hice el ridículo como estos. Después de todo, toqué varias veces esos mismos temas! y el ingles siempre ha dejado mucho, pero mucho que desear y siempre fue un gran problema 🙁 . Mejor mira el video, y si tuviste una banda amateur, capaz que te sientas tocado.

Ahora recuerdo alguna presentación, en algún pub oculto de la mirada de Dios, donde el vocalista estaba todo complicado porque había una mesa con gringos que no paraban de reírse y el, muy consciente de sus limitaciones lingüísticas, estaba seguro que se reían de su ingles. Tuvimos que cambiar el repertorio y tocar temas en español para que se le pasara la vergüenza.

Fuimos tan patéticos?

Parece que sí…

[delfin]Dios mío, ayudameeeeee[/delfin]

1 pensamiento en “Todos íbamos a ser músicos

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.