Archivo mensual: Julio 2007

El arte y los derechos de autor

copyright.pngA propósito de mi último post, seguramente una buena cantidad de gente se pregunta que es eso del copyright, o derecho de autor como le decimos por esta parte del mundo. En la Wikipedia:

El derecho de autor (del francés droit d’auteur) es un conjunto de normas y principios que regulan los derechos morales y patrimoniales que la ley concede a los autores (los derechos de autor), por el solo hecho de la creación de una obra literaria, artística o científica, tanto publicada o que todavía no se haya publicado.

Hace unos meses leí en el blog de Enrique Dans una muy buena descripción de la repercusiones que pueden alcanzar la aplicación indiscriminada de este tipo de normativas, llegando a niveles que en vez de buscar la justa recompensa del genio creador, pareciera que busca evitar cualquier tipo de reproducción de la misma que no desembolse mugrosos centavos (que sumando y sumando se transforman en mugrosos millones) para los entes intermedios, los que se resumen en agrupaciones burócratas de artistas y los queridos por todos sellos discográficos.

Cuando le conté a mi amigo venusiano que aquí teníamos museos, a donde la gente iba a admirar obras como la que aquí vemos, me miró sorprendido. Me explicó que en Venus ya hace varios siglos que se habían cerrado todos los museos, pues los artistas, obsesionados por el tema del Copyright, habían decidido que sus obras eran suyas y de nadie más. ¿Quién podía asegurarles que al exponerlas públicamente nadie fuera a respetar sus Derechos de Autor? Si alguien veía un cuadro y luego lo recordaba o le contaba a alguien lo que había visto, si un profe lo mencionaba en su clase de Arte, ¿cómo serían compensados? Y ya no hablemos de la piratería o de las burdas copias… El ultraje era inevitable. Algún insensato les dijo que el arte no tenía sentido si no se compartía, pero ellos no quisieron escuchar: lo guardaron bajo llave. Ya no existen artistas en Venus, o si existen nadie lo sabe. Por lo visto en Marte los artistas quisieron ser más listos y el tiro les salió por la culata. Allí a todo el mundo, en cuanto que nace, se le implanta un chip en el cerebro que, entre otras cosas, está directamente conectado a su cuenta bancaria. En cuanto que una persona siquiera piensa en una obra de arte, automáticamente se le transfiere el canon establecido al autor de la obra en cuestión. Lo bueno del sistema es que han conseguido deshacerse de un organismo tan molesto como la SGAE, que se lleva pasta sin crear nada; lo malo es que la pasión por el arte ha arruinado a más de un espíritu inquieto. Como consecuencia de ello, los museos suelen estar vacíos (son cosa de ricos) y la gente, en general, ha perdido interés por cualquier forma de arte. Son una civilización bastante sosa, diría yo, al igual que la venusiana. Pero esto no se lo he dicho a mi amigo para no ofenderle.

El texto fue posteado por Natalia Gürtner como comentario a una entrada en el blog de Alejandro Juárez.

Para terminar de entender el cuentito, quizás te faltó saber que la SGAE es equivalente a nuestra criolla SCD. O mejor dicho, nuestra SCD quiere ser como la SGAE al estar respaldando un proyecto de ley que muy bien describe Claudio Ruiz y del cual Leo Prieto también se hace eco. Yo solo les recomiendo la lectura y que tomen nota.

El bebé pirata

Dále una mirada a este video, y díme donde se comete un terrible acto criminal.

No tienes ni la mas mínima idea no?Pues bien, según Universal Music, este video es de una criminalidad sin nombre. Tanto, que han acosado a la madre de la criatura para que elimine el video de Youtube a tal punto que tubo que denunciarlo.¿Pero cual es el delito? Pues la música de fondo!

Los 29 segundos (que apenas se escuchan) del tema “Let’s go crazy” de Prince que suena de fondo están violando su Copyright.

Si al ver el video no adivinaste yo que tu me preocupo, porque como están los tiempos capaz que a ojos de las discográficas tu también seas un delincuente.

¿Y que es lo peor de todo esto?

Que nuestra criolla Sociedad Chilena de Derecho de Autor apoya leyes que avalarían cosas peores.

Vía el blog de Enrique Dans.

Como configurar tu escritorio Compiz Fusion

En HacheMuda (que buen blog!) se tomaron la molestia de darle una pequeña orientación a los miles de perdidos entusiastas de Compiz Fusion.

Y que mejor forma que por medio de un video que nos explica como configurar algunos plug-ins para tu escritorio para darle un aspecto y usabilidad de lujo que saque miradas de envidia.

Demo en Video de los espacios de trabajo en Compiz Fusion from Guille and Vimeo.

Aspectos a considerar en la revolución digital

El tema de la semana tiene a toda la blogosfera chilensis completamente revolucionada. Y que gratificante y esperanzador es ver esta reacción de la ciudadanía ante un acto que nadie le ve el lado racional.

Pero como en todo, se ven algunas posturas algo desmesuradas y mal objetivizadas.

No soy el primero que se pronuncia al respecto, ya hay un par de destacados blogeros chilenos haciendo sus llamados de atención al movimiento en general, yo solo busco hacer un pequeño aporte.

Aquí va mi humilde separación de la paja del trigo.

El factor Microsoft

Gran cantidad de criticas han ido dirigidas puntualmente a Microsoft como si fuese culpable de las malas políticas del gobierno.

Ya le dijo el escorpión a la rana: es mi naturaleza. Y Microsoft hace lo que cualquier empresa hace: generar lucro. Porque es su naturaleza, y así como lo hacen todas las grandes corporaciones que buscan el monopolio (mientras mas participación de mercado, mas utilidades) Redmond también lo hace. Podemos estar de acuerdo con dichas prácticas o no, pueden ser éticamente censurables o no. Pero para este análisis no contribuye entrar en dicho tema, lo concreto es que Microsoft hace lo que tiene que hacer: velar por las utilidades de sus accionistas.

El Software Libre

También se habla del Software libre como si fuese LA alternativa para la independencia tecnológica, ignorando que el software propietario es necesario de igual forma. No me imagino software libre aplicado en algunos procesos críticos del estado entendiendo que la seguridad nacional podría estar en juego.

Favor, entender bien a que me refiero. No digo que el software para teledirigir misiles deba operar en Windows (Dios nos salve!). Digo que el software para teledirigir misiles no ha de ser obtenido desde sourceforge.net, puesto que algo tan delicado y estratégico debiera ser desarrollado internamente y no ser liberado el código.

Además y como reflexión personal desde la vereda del profesional, no le puedes exigir a un desarrollador que libere el código que legítimamente y por si mismo ha ideado (inspirándose en lo que sea que se inspire, total es simple inspiración y no copia) y porque simplemente no le viene en gana liberarlo, no lo libera. Es su derecho, es su trabajo. Es una decisión personal y que tiene relación con su óptica de las cosas y la valoración de su trabajo y eso merece respeto.

Neutralidad tecnológica

El estado debe velar por la neutralidad y eso lo entiendo como la libertad de elección que tenemos los consumidores de tecnología. Somos nosotros quienes decidimos que utilizar y el estado debe velar porque podamos contar con alternativas e impedir que otros nos aten de alguna manera a sus productos y/o nos inhabiliten para utilizar productos de terceros.

Siendo prácticos, da lo mismo que el ChileCompra esté desarrollado en ASP.Net (tecnología Microsoft), el tema es que no puede obligarme a usar Internet Explorer (mas tecnología Microsoft) para acceder a sus servicios.

Ahora, este punto el estado aún no lo logra en áreas mucho mas normadas que el software, y facil podemos citar el ejemplo de las telecomunicaciones. En mi casa solo puedo acceder a un proveedor de telefonía fija a pesar de que a 200 metros de mi casa tienen mas opciones, y estoy seguro que no soy el único.

En cambio con este acuerdo lo que hace el Estado es convertirse en una suerte de ejecutivo de ventas y mayor evangelizador de la compañía.

No puede capacitar a su población para usar MS Office o Safari (Apple también produce software propietario y no veo a nadie dándole de pastelazos a Jobs o prendiéndole fuego a sus iconos corporativos). El Estado debe capacitar para utilizar herramientas de ofimática y navegar por internet mediante un browser, porque esa es la única forma de asegurarle a la patria la independencia que necesita: asegurando la neutralidad.

El real problema

Microsoft está sirviendo (seguramente de manera involuntaria) para ocultar el real problema porque muchos tienden a distraerse con su imagen demoníaca.

Sin embargo, el problema radica en un gobierno que no tiene claro el camino a seguir en materia tecnológica, y prefiere aceptar la “ayuda desinteresada” para el desarrollo nacional que un privado extranjero ofrece, y en una suerte de abandono de deberes prefiere que este asesor defina el rumbo para sus 15 millones de ciudadanos.

Acá el error no lo comenten los chicos de Redmond, quienes aciertan medio a medio en su objetivo. Son los expertos del estado los que están haciendo MUY mal su pega al no asegurarnos ninguno de los estandartes que si figuran en otras industrias.

Si aún no tienes claro que significa en efectos prácticos un amarre de este nivel a una empresa, es cosa que mires lo ocurrido con el gas argentino, donde brillantemente consiguieron un acuerdo con los trasandinos pero “olvidaron” asegurarnos alternativas.

Y aquí ocurre lo mismo, en vez de asegurarnos variadas fuentes – ya sea software libre o propietario o la ideal y equilibrada mezcla de ambos – nos atan a una sola alternativa, y que mas encima es una mala alternativa.

En el tintero me queda un tema y que seguramente es el mas importante, la privacidad de los datos de la población, pero ya me alargué demasiado así que lo retomaré en un futuro artículo.