Archivo mensual: Mayo 2008

30 mil laptops para los niños de Chile

Podrás estar o no de acuerdo con el extenso discurso que Bachelete se despacho hoy ayer con motivo de la revisión anual del 21 de Mayo.

Tranquilos, no les daré la lata con mis opiniones, solo me detendré para manifestar mi alegría al escuchar la tremenda noticia que titula este post.

Cito textual el anuncio:

En marzo del 2009, entregaremos un computador a los niños y niñas pertenecientes al 40 por ciento más vulnerable de la población que ingresen ese año al séptimo básico y que estén en el 30 por ciento de mejor promedio de notas de su nivel.

Estamos hablando de más de 30 mil computadores de uso personal, que los alumnos se llevarán a sus hogares y aprovecharán con sus hermanos, familias y amigos.

Para los más pequeños, durante el año 2009 se implementará un laboratorio móvil para niños de tercero básico en todos los colegios municipales del país.

En estos laboratorios habrá un computador por niño en el aula. Serán computadores especiales para niños y niñas que están desarrollando sus capacidades de leer y escribir.

Puedes leer mas en el sitio de la campaña Un Computador por Niño. Estos muchachos llevan 2 años promoviendo esta iniciativa y por fin vemos que la clase política le toma el peso a la necesidad de facilitar el acceso de nuestros niños a la tecnología.

Pasando a temas menos relevantes (sin dejar de ser importantes), aún no hay detalles del como será implementado, y esta temporal indefinición seguramente va a dar para mucha especulación respecto de si debieran ser (si bien no se especifica, se entiende de la frase “se llevarán a sus hogares”) laptops OLPC o ClassMate, si Windows o Linux, si MS Office u OpenOffice, software de pago o de distribución libre, etc.

Lo concreto es que la comunidad va a seguir de cerca este proceso que de seguro será muy interesante.

Por ahora lo importante, bien por los niños.

Social Networking

Resistí hidalgamente y durante meses a sumarme a esta moda de las redes sociales. Pero terminé cayendo como los miles y miles de ociosos cibernautas que se rinden a los supuestos encantos de la sociabilidad virtual.

Caí mas que nada por la curiosidad que me provoca ver en acción eso de que tu metías tus datos en un formulario plagado de buenas prácticas de “usabilidad web 2.0”, indicabas tu año de graduación del colegio y/o universidad y al rato te llenabas de contactos hediondos a nostalgia.

Y las ganas de olfatear naftalina me ganó y lo hice: entré a facebook -el mas populoso de las redes sociales al menos acá, en esta larga y angosta faja de volcanes en erupción- confesé mi nombre, fecha de nacimiento, que cursé mi enseñanza media en el Colegio Shirayuri (cosa que no suelo hacer para ahorrarme un montón de explicaciones a preguntas que probablemente tu te estas haciendo ahora), mis años de estudio en el desaparecido CFT Itesa (ese que decía estar contigo y que era tu camino) donde obtuve mi titulo de Técnico Analista de Sistemas, mis estudios en la Universidad Mayor y claro, algunas de las empresas donde he trabajado los últimos años.

Luego aprobé las invitaciones que me habían enviado (que no eran pocas, o al menos eso creía yo) y comencé a buscar viejos compañeros de cualquiera de las instituciones que recién mencioné. Y fue ahí donde se me cayó facebook.

Nadie.

No se si es problema del buscador o es mi carácter antisocial-no-pesco-a-nadie que me caracterizó durante tantos años.

Como lo del carácter está en parte solucionado (eso me gusta pensar), de la Mayor encontré un par de compañeros, y vamos sumando primos, amigos, a mi madre y a Pamela. Con algo de trabajo y unos cuantos días después, 24 contactos.

En cambio Pamela se registró y solitos fueron llegando los amigos, ex colegas, compañeros y jotes.  En un par de días (entendiendo por “un par” lo que matemáticamente es, osea 2) mas de 60 y sumando.

¬¬

Me queda la duda si su éxito se debe al efecto mina (rica), o lisa y llanamente soy y seguiré siendo un looser social.