Archivo mensual: Septiembre 2016

Kiribati, la primera víctima del cambio climático

Kiribati

De las postales que dejaron los Juegos Olímpicos de Rio, fue el baile de David Katoatau de República de Kiribati. Este pequeño país Oceánico está condenado a la desaparición producto de cambio climático, pues el nivel del mar aumenta en promedio 1.2cm cada año, y siendo un archipiélago donde su altura altura no sobrepasa los 2 metros sobre el nivel del mar, los científicos auguran que los 100.000 habitantes del archipiélago quedarán sin hogar no más allá del año 2100.

La situación es realmente apocalíptica, se estima que Bikenibeu, una aldea de 6.500 habitantes, quedaría inhabitable en poco más de 30 años, con muelles arrasados, arrecifes de coral erosionados – principal proveedor de alimentos a la población – y con escasez de agua dulce subterránea, la que sería contaminada con el agua de mar.

Hace algunos años, David escribió una carta donde explica un poco cual es la situación que vive el y sus compatriotas producto del alzamiento de las aguas, y entre sus lineas destaca:

Ruego que los países del mundo miren lo que está pasando en Kiribati. La simple verdad es que nosotros no tenemos los recursos para salvarnos. Seremos los primeros en irnos. Será la extinción de la raza. Abran los ojos y miren las otras islas de bajo nivel en el Pacífico, pronto caerán junto con nosotros.

El baile de David tenía un objetivo y no el de hacer el loco o parecer gracioso. Quería llamar la atención para que la comunidad internacional volteara la vista y viera la compleja situación de todo un país.

OnHub de Google para dominar el hogar

OnHub
Hace algo de un año la gigante Google lanzó OnHub, un router al estilo Echo de Amazon, que pretende ser un asistente personal.

Hace un rato leí una nota en Dunker Über donde Amartino se la juega con una teoría muy interesante, y que según sus palabras, la viene elaborando desde el lanzamiento de OnHub.

De acuerdo a su teoría, Google (y también Amazon) está desplegando una estrategia de penetración en el mercado del Internet de las Cosas (IoT) sin que siquiera los usuarios y clientes tengan idea de que lo hace. No nos daremos cuenta cuando el IoT esté posicionado en el living de nuestras casas permitiéndonos controlar, hoy gracias al acuerdo con Philips la luminaria inteligente, y mañana la calefacción, el refrigerador y la alacena, el consumo energético y el suministro de agua potable. Podríamos largarnos con varias alternativas más.

Eso es IoT, y así comienza a meterse en nuestras vidas.