De la mano de papá

De la mano con papáLa niña se deja llevar de la mano por papá. Suben escaleras, recorren pasillos y cruzan umbráles. Paso tras paso, sin prisa, pero sin descanso.

Siempre de la mano de papá. Mano que es grande, suave y firme, y la lleva a recorrer el mundo entero.

Porque la mano de papá la hace volar cuando corren, la detiene y le hace girar dando mil vueltas.

La mano de papá la protege de cualquier peligro, le hace las mejores cosquillas y la hace dormir con solo una caricia en la mejilla.

La mano de papá nunca la soltaría.

Pero en el fondo, bien en el fondo, la niña sabe que esto último, no es más que una mentira.

The eagle never lost so much time as when he submitted to learn of the crow

2e2020e81fe62101cc69b6246205b3cb

Desempolvé mi viejo iPod – las mudanzas suelen regalarte reencuentros maravillosos contigo mismo -, le conecte un parlante y puse el soundtrack de Dead Man, ese anti-western de Jim Jarmusch que me voló la cabeza cuando rondaba los 18.

Me paré frente al espejo del baño, recorté un poco la barba, alineé el bigote y jugué con las marcadas bolsas que tengo bajo los ojos. Me desnudo y meto a la ducha. El agua caliente y el jabón me limpian la mala noche.

Los rasgueos y distorsionados riffs de Niel Young siguen sonando mientras dejo que el viento frío, húmedo y salado entre por la venta. Lleno mis pulmones de ese aire, me dejo reconfortar con el agua caliente.

No llevo oído ni la mitad del disco y ya debo salir y enfrentar lo que sea que tenga que enfrentar tras esa puerta.

Corto el agua, el frio me amenaza y oigo a las niñas afuera discutiendo por alguna tontería.

Un dialogo del soundtrarck. “The eagle never lost so much time as when he submitted to learn of the crow” le recita Nobody a Blake. Luego viene el teclado y la guitarra.

Subo el volumen y me convenzo… aún me quedan algunos minutos.

Kiribati, la primera víctima del cambio climático

Kiribati

De las postales que dejaron los Juegos Olímpicos de Rio, fue el baile de David Katoatau de República de Kiribati. Este pequeño país Oceánico está condenado a la desaparición producto de cambio climático, pues el nivel del mar aumenta en promedio 1.2cm cada año, y siendo un archipiélago donde su altura altura no sobrepasa los 2 metros sobre el nivel del mar, los científicos auguran que los 100.000 habitantes del archipiélago quedarán sin hogar no más allá del año 2100.

La situación es realmente apocalíptica, se estima que Bikenibeu, una aldea de 6.500 habitantes, quedaría inhabitable en poco más de 30 años, con muelles arrasados, arrecifes de coral erosionados – principal proveedor de alimentos a la población – y con escasez de agua dulce subterránea, la que sería contaminada con el agua de mar.

Hace algunos años, David escribió una carta donde explica un poco cual es la situación que vive el y sus compatriotas producto del alzamiento de las aguas, y entre sus lineas destaca:

Ruego que los países del mundo miren lo que está pasando en Kiribati. La simple verdad es que nosotros no tenemos los recursos para salvarnos. Seremos los primeros en irnos. Será la extinción de la raza. Abran los ojos y miren las otras islas de bajo nivel en el Pacífico, pronto caerán junto con nosotros.

El baile de David tenía un objetivo y no el de hacer el loco o parecer gracioso. Quería llamar la atención para que la comunidad internacional volteara la vista y viera la compleja situación de todo un país.

OnHub de Google para dominar el hogar

OnHub
Hace algo de un año la gigante Google lanzó OnHub, un router al estilo Echo de Amazon, que pretende ser un asistente personal.

Hace un rato leí una nota en Dunker Über donde Amartino se la juega con una teoría muy interesante, y que según sus palabras, la viene elaborando desde el lanzamiento de OnHub.

De acuerdo a su teoría, Google (y también Amazon) está desplegando una estrategia de penetración en el mercado del Internet de las Cosas (IoT) sin que siquiera los usuarios y clientes tengan idea de que lo hace. No nos daremos cuenta cuando el IoT esté posicionado en el living de nuestras casas permitiéndonos controlar, hoy gracias al acuerdo con Philips la luminaria inteligente, y mañana la calefacción, el refrigerador y la alacena, el consumo energético y el suministro de agua potable. Podríamos largarnos con varias alternativas más.

Eso es IoT, y así comienza a meterse en nuestras vidas.

Stranger Things estrena trailer de la 2da temporada

Para todos los amantes de las series y suscriptores de Netflix, no paso inadvertida la 1ra temporada de Stranger Things, una serie muy bien ambientada en los años 80 con una trama de ciencia ficción y niños héroes que luchan contra un monstruo de otra dimensión.

Netflix acaba de confirmar, para mi regocijo y el de la fanatizada, que durante el 2017 se estrenará una nueva temporada. El anuncio lo acompañó con un trailer que no sirve de mucho, salvo para ir calentando motores y conocer lo que supongo, serán los nombres de los capítulos. En fí, se les dejo aquí abajo.

El Nido

Pollos

Pollos

No se si yo soy el raro o le pasará a otros, pero desde la perspectiva del hombre y del padre, me nace la necesidad desde la guata de darles a mis hijas un hogar. No me basta con verlas cada 15 días. No basta con visitarlas todos los días en casa de su mamá. No basta con llevarlas a pasear o ir de visita donde la abuela. No logro sentirme cómodo ni conforme en mi rol de papá, de educador, de guía en su niñez y soporte en sus vidas adultas. No basta con limitarme a ser un visitante malcriador o una especie de anexo a su vida con su madre.

Será que nunca sentí que tuve un hogar cuando niño, por mucho que mi viejita se esforzara en intentar dármelo. Será que la ausencia de mi padre marcó tan internamente lo que yo no quería ser cuando me tocara el turno. Será que las amo con tal intensidad que no ser parte de sus vidas activamente, en las buenas y en las malas, en el cariño y el reto. Será que no me logro limitar a contarles que me equivoco a diario, si no que necesito que sean testigos presenciales, y victimas de mis errores, que lo sientan como parte de lo que soy y de lo que somos.

No logro conformarme con lo que el destino me enrostra.

La porfía es parte de mi. Y me debato con el destino cuando no es lo que quiero, pero lo reto y me le enfrento cuando no es lo que quiero para mis hijas. No permitiré que ellas por ningún segundo siquiera, piensen que las he abandonado, que he tirado la toalla o que me he rendido con ellas, con sus vidas, con su crecimiento, sus problemas, tropiezos y lagrimas. No quiero que piensen que me fui para rehacer mi vida, porque lo que hice no solo pasa por eso. Me fui porque quiero ser el padre y el hombre que ellas necesitan. Y ese camino a ratos tortuoso me esta llevando a lugares que no quiero ir. Me lleva a lugares que me alejan de ellas, de sus historias y de lo que necesitan realmente: Un papá que le gane a la vida, por ellas.

Alguien me dijo el otro día ese repulsivo cliché de que “lo que importa no es la cantidad, es la calidad de las horas que pasas con ellas”. Me impresiona como la gente se miente a si misma para lograr cierta paz. Para conformarse y quedarse en ese lugar cómodo que es la mentira y la ignorancia.

Lo importante no es ni la cantidad ni la calidad. Lo importante es estar, a toda prueba, a todo suceso. Lo importante es estar siempre con ellas y para ellas. En los momentos importantes y en los que son para el olvido. Guiando, enderezando y enchuecando, conversando, discutiendo, jugando, estudiando, llorando, riendo. Viviendo.

Ese es el padre que quiero ser. Ese es mi trabajo, el único por el cual me mido.

¿Porque habría de conformarme con menos? ¿Porque habría de rendirme ante todas estas señales que me llevan a un lugar, a una situación, que no quiero?

Se lo debo a ellas. Me lo debo a mi.

Plazo vencido, y aún no tenemos “Vientos de Invierno”

Que agrado saber que no soy el único que va por la vida atrasado con su trabajo. Pero esto realmente es una pena para todos los fanáticos (entre los que me incluyo… claro está). Pues el mismísimo George R.R. Martin, autor de la saga super ventas “Canción de Hielo y Fuego”, en la que se basa la también exitosa serie de televisión “Juego de Tronos”, se había fijado como fecha de termino del sexto libro de la saga (“Vientos de Invierno”) para el 31 de Octubre, fecha que, como les comenté en este mismo blog, no logró cumplir.

En su remplazo se fijó una nueva fecha: 31 de Diciembre. Y bueno, Ya en enero, el talentoso escritor escribió en su blog que ‘”Vientos de invierno” no está terminado‘.

Y fue duro consigo mismo…

Ustedes están decepcionados, y no están solos. Mis editores están decepcionados, HBO está decepcionado, mis agentes, editores internacionales y traductores están decepcionados… pero nadie puede estar más decepcionado que yo

Ahora bien, esto abre una paradoja interesante. Y es que en la adaptación para la televisión, algunas de las historias se adelantarán a lo ya publicado en los libros. en especial lo que ocurre con Jon Nieve (que en lo persona, me tiene mas que intrigado).

Por años mis lectores han estado por delante de los espectadores. Este año, en algunos hechos, será al revés. Cómo manejarán esta situación… bueno, es asunto de cada quien

Corta. Martin está chato y estresado, por decir lo menos.