Archivos de etiquetas: android

Recomiendo: Aplicación de control parental para tablet y smartphones

Hoy resulta realmente muy dificil controlar lo que nuestros hijos hacen en internet cuando muchos tienen acceso por numerosas vías. Si fuiste estricto/a y decidiste no comprarles una tablet o un smatphone, podría apostar mi pellejo a que te lo piden todos los días, y no conformes con ello te cuentan las maravillas que sus amigos del colegio hacen con el dichoso teléfono, que la aplicación tal, que el whatsap lo usan para estudiar, y otras maravillas que sabemos son posibles.

Mis hijas mayores (de 9 y 11 años) ya tienen acceso a tablets (ambas) y la mayor tiene su primer smartphone. Y no ha sido facil contorlar lo que hacen y en que horarios lo hacen.

Siempre queda la opción de esconderlos o guardarlos bajo llave, pero objetivamente, no siempre puedes porque o no estas en casa, o simplemente lo olvidas.

Luego de activar los filtros parentales tipicos de Android (por ejemplo, en el Google Play), me hacía falta mas que un contorl parental y la limitación a los contenidos que visitaban (mis chicas aún se tapan los ojos cuando ven sangre o un torso desnudo en la televisión), necesitaba algo que restringiera efectivamente los horarios de uso.

Ambas utilizan sus tablets para leer por las noches, y a ambas las he sorprendido en mas de alguna ocación leyendo 2 o 3 horas luego de la hora en que debieran dormir – gracias a Harry Potter y a Los Juegos de hambre – lo que se traduce en que al día siguiente no hay como levantarlas para llegar a tiempo al colegio.

Pues en eso estaba cuando me topé DinnerTime Plus de ZeroDesktop, desarrollada para  Android y iOS, y a pesar de que en los comentarios no se le ve muy bien evaluada, creo que es mas bien porque no la han entendido.

Esta aplicación se instala en la tablet y/o smartphone de tus niños/as, y lo enlazas por medio de tu número de teléfono, con tu smartphone, ya sea un iphone o uno con Android.

Entre otras funciones, te dice en que aplicación está trabajando en tiempo real, puedes configurar el periodo de una o dos horas para el almuerzo, puedes definir un limite de tiempo diario de uso de la tablet (esto si que me gustó), bloquear ciertas aplicaciones, revisar el historial de uso, y lo mas maravilloso, obligarlos a un break, todo desde tu smartphone y sin entramparte en “niñas!! por 5ta vez les digo: apaguen las tablets ahora!!”.

Abajo les dejo una breve galería con imágenes de la aplicación.

Actualización: La aplicación solo funciona en versión niño/a en Android. La versión Padre/Madre, funciona para Android y iOS.

De vuelta a Android

android-06

Hacer algunos artículos les comentaba que luego de varios años utilizando dispositivos con Android, me pasaba casi de pura curiosidad, a iPhone.
Lo cierto es que mi experiencia fue tan grata, que cambié mi super poderoso laptop Dell XPS 15z por un mas modesto Macbook Pro de 13”. Y la verdad es que no me arrepiento para nada. La experiencia de uso de los dispositivos de Apple son sin duda dignas de imitar.

Pero bueno, por circunstancias que tal vez escriba algo mas adelante, he tenido que dejar mi iPhone 4s para volver a un dispositivo Android. No me resultó facil hacerme a la idea, puesto que para volver a Android, tenía que volver a un terminal de gamma media (si fuese un Galaxy S3 o un HTC One X, no me lo pienso) dado mi presupuesto para este item.

Así que me  hice el ánimo y me aboqué a la triste tarea de “conformarme” con un terminal me materialidad modesta, seguramente con lag y fallas de integración de SO. Esas son seguramente las mayores quejas que tenemos los usuarios de Android con el SO de Google en esta gamma de soluciones.

En esta búsqueda llegué a un Galaxy S2 plus, una versión del S2 con un procesador Dual de 1.5 que en EEUU distribuía T-Mobile y que trajo a Chile la compañía VTR. Nuevamente, por situaciones que no vale la pena recordar, tube que cruzar a la tienda del frente, a Movistar, y enfrentarme a un catalogo nuevo sin tener claro las características de los equipos –los vendedores no suelen ser buenos consejeros–.

xperia-s-black-front-android-smartphone-940x529Buscando y buscando me topé con el Sony Xperia S, un terminal de gamma media de mediados de 2011 (en aquel tiempo seguramente fue gamma alta), con un procesador Dual de 1.5, 1Gb RAM y 32Gb de almacenamiento interno (no ampliable). La pantalla es genial, 4.3” con tecnología Bravia que le hace ver de lujo. A esto se suma una cámara de 12,1 megapíxeles.

Si te interesa un review mas completo, alguien lo hizo en Marzo del año pasado así que no entraré en mucho detalle en este post.

Como no pude probarlo –solo tienen maquetas en la tienda– me arriesgué asumiendo las buenas características. Nunca había tenido un Sony corriendo Android, así que  fue una decisión mas bien de estomago.

Y hasta ahora, me he visto gratamente sorprendido. El rendimiento es muy similar al del iPhone 4s, una cámara muy superior, y una autonomía de la batería que te deja tranquilo para enfrentar el día.

2013-01-24 10.15.10

La personalización de Sony es por lejos la mejor que he probado hasta ahora (lo que incluye HTC Sence, TouchWiz y la nativa de Android en ICS y Jelly Bean, sumadas varias ROMs incluidas), todo estéticamente bien puesto, buenas transiciones, prácticamente no hay lag –aunque con el uso ha ido apareciendo–, ICS de fábrica (el equipo salio originalmente con Gingerbread actualizable a ICS), y todo muy bien.

Y ahora hablemos de los sentimientos.

Cuando vuelvo a Android me doy cuenta cuanto lo extrañaba. Claro, con el iPhone todo funciona suficientemente bien como para no tener que “meter mano”, pero acá dan ganas de personalizarlo, jugar con los widgets, instalar aplicaciones, optimizadores, ver cuando sale el upgrade a Jelly Bean –aparentemente planificado para Abril del 2013–, etc.

El terminal, con solo un par de semanas, no ha estado exento de problemas. He tenido que reiniciarlo y hay algunas aplicaciones –como Facebook– que se caen de cuando en vez. Pero la verdad, creo se debe mas bien a mi hiperquinetismo más que a problemas graves. Y es que la libertad me sienta comoda, amplia y es donde me saco mayor rendimiento.

Y aquí estoy, feliz nuevamente con Android, viendo como ponerle una nueva ROM a mi Xperia y mirando agazapado al Xperia ZL y al SmartWatch para reemplazar a mi viejo –y no inteligente– reloj.

Hay cosas que no cambian.