Archivo de la etiqueta: Chile

Nuevo viejo amigo

Cielo de San Pedro de Atacama

Ese día había comenzado temprano, absurdamente temprano, tanto que no me había duchado pues el agua, de tan temprano que era, nunca salio caliente, y no me apeteció darme un baño en agua fría (pues también fue una mañana absurdamente fría).

Eran las primeras horas de la tarde, esas en que el sol pega con mas fuerza, cuando agotado tras una mañana fría y absurda, me recosté sobre una banca de aquella plaza. Puse la mochila bajo mi cabeza y mientras miraba el cielo, azul intenso y rajado por nubes blancas que lo cruzaban apuradas, me dediqué a pensar si era correcto hacer eso a mis 39. Sería correcto hacerlo cuando pase los 40, a los 45 por ejemplo, o a los 50?

Seria correcto tirarme en la banca de una plaza, en plena tarde, mientras otros turistas que a duras podían decir “Chile campeón” en español y deambulaban buscando donde sentarse y descansar, luego de una mañana absurdamente fría y que ya duraba varias horas.

Eso me preguntaba y en plena divagación, absorto en el cielo y sus nubes cuando me llegó la respuesta, en forma de perro de esos homeless. Se me acercó con cara de perro feliz, como si fuesemos viejos amigos que nos encontramos tras de años de distancia, por lo que solo atiné, como cuando te saluda un desconocido en la calle, a devolverle el saludo, acompañado de un abrazarlo con el brazo que tenía libre y unas cuantas caricias que, mientras le decía “que eres lindo wueón”, retribuyó con un gemido con esa voz ronca que tienen los perros cuando agradecen un cariño, mas un pequeño mordisco en la mano.

Y si, era correcto. Es mas, da lo mismo si era o no correcto, era lo que en ese minuto, necesitaba, y quería. Tirarme en la banca para mirar el cielo.

¿Cuantas horas semanales se lee alrededor del mundo?

Lectores alrededor del mundo

No se si es afortunado o no el hecho de que Chile no figure en este mapa -para evitarnos la vergüenza digo-. No soy muy optimista, seguramente estamos por bajo las 2 horas de lectura semanal. Pero bueno… Algún día, algún gobierno, se hará cargo de enfrentar esta cuestión a nivel país.

Por lo pronto, solo nos queda admirar el promedio de horas de lectura de los países asiáticos, en especial la India. más de 10 horas de lectura promedio a la semana. Fantástico. Por algo Asia es hoy pay day loans in vancouver wa por hoy son el motor económico del planeta.

Mención honrosa para Venezuela (con tanta censura en la televisión obviamente la gente migró al libro… poniendo a prueba el humor de los pro-revolusionarios) y Argentina que con sus mas de 6:24 hrs y 5:54 hrs respectivamente lideran en Latinoamérica.

Tenemos tarea pendiente y no es tan difícil crear los hábitos en los mas chicos. A mis hijas las hacemos leer todas las noches 15 minutos, y funciona perfecto. La mayor ya es una insaciable lectora.

Vía Papel en Blanco.

Una mirada económica al problema de la educación en Chile

En Chile llevamos tres meses con movimientos sociales en disputa con el gobierno por la mala calidad, el excesivo costo y la desigualdad en general que enfrentan los estudiantes chilenos para tener acceso a la principal herramienta de progreso social de las sociedades aspiracionales.

Y es un tema complejo, con muchos ribetes que incluyen la centralización en la administración de la educación primaria y secundaria, pasando por asambleas constitutivas, impuestos a las grandes empresas, re-nacionalización del cobre, endeudamiento y el lucro en la educación, y un largo etc.

Acá quiero compartir una entrevista a dos economistas chilenos sobre el problema, que curiosamente me lo envió un amigo con sensibilidad de derecha y piñerista, que ilustra claramente cual es el problema económico de la educación en Chile, de porque el lucro no es un modelo sostenible en la educación, y otros aspectos muy interesantes.

El debate sigue abierto

Semana del delincuente

La campaña No Soy Delincuente sigue sacando material para sensibilizarnos a todos respecto de la mugre de ley de propiedad intelectual que hoy tenemos, en un momento complejo para el proyecto de ley que intenta revertir los abusos en contra de nosotros, los consumidores.

Si bien se han dado pasos acertados con la aprobación parcial por parte del Senado a la rectificación que busca aceptar los usos justos, sigue siendo muy preocupante el fuerte lobby que está realizando la SCD con los candidatos, inicialmente con Sebastian Piñera y luego logrando comprometer a Eduardo Frei con su causa.

Semana del Delincuente

En esta oportunidad nos entregan La semana del Delincuente, donde durante 4 días seguidos violarán la ley de propiedad intelectual con situaciones cotidianas a las que todos nos vemos expuestos.

Día 1

SEMANA DEL DELINCUENTE 1 from Juan Pablo Fernandez on Vimeo.

Día 2

SEMANA DEL DELINCUENTE 2 from NO SOY DELINCUENTE on Vimeo.

Día 3

SEMANA DEL DELINCUENTE 3 from NO SOY DELINCUENTE on Vimeo.

Día 4

SEMANA DEL DELINCUENTE 4 from Juan Pablo Fernandez on Vimeo.

Como ayudar?

1.- Linkea este video a tu Facebook, blog o Twitter.
2.- Manda el link por mail a 5 amigos más.

No soy delinciente

Participar en la campaña No Soy Delincuente es súper fácil.

  1. Impriman este cartel.
  2. Sáquense una foto con él.
  3. Difundan la foto en cualquier medio de internet (Flickr, Blogs, Fotolog, Facebook, etc.) junto con estas instrucciones. Si lo haces en Flickr, pon la etiqueta: nosoydelincuente. Si no tienes Flickr, envíanos tu foto a mail@nosoydelincuente.cl y la subiremos al nuestro.
  4. Y fundamentalmente, porque son nuestro objetivo concreto, manden esta carta a los Senadores.

No soy delincuente

En Chile la lucha en contra de la polémica ley de propiedad intelectual de la SCD sigue dando que hablar. La semana pasada se estrenó la campaña viral de No Soy Delincuente, con un muy interesante video conducido por Jani Dueñas y donde te explican con “monitos” y todo lo demás de que se trata este muy mal pensado proyecto de ley.


Todos debemos informarnos.

La SCD y su Ley de Propiedad Intelectual

Copy Right

Los últimos meses prácticamente no he publicado en este blog (ni en ningún otro). Quien piense que en la independencia se cuenta con mayor tiempo libre, le advierto que es todo lo contrario, y multiplicado por 2.

Y así como ya casi no escribo, en mi cuenta de Google Reader se acumulan centenares de feeds sin leer, que vez en cuando trato de regularizar para no perderme las novedades tecnológicas que es uno de mis pasatiempos favoritos.

Por lo mismo tardé en enterarme sobre la propuesta de ley de propiedad intelectual y el acuerdo secreto entre el Gobierno de Chile y la SCD.

Fuera de los extensos análisis que muchos connotados bloggeros se han despachado (y que en buena parte comparto), me pasa algo curioso con este tema, y me parece que no soy el único que le ocurre.

A diferencia de otras organizaciones pro derecho de autor en otras partes del mundo, la SCD está encabezada y dirigida por artistas chilenos, contando con  variadas y muy significativas iniciativas que no solo buscan beneficiar a sus afiliados, si no también la difusión de la cultura en Chile: Las salas SCD y un sistema de gestión previsional para sus afiliados son solo un par de ejemplos.

La SCD está compuesta por algo mas de 4000 socios, y el consejo directivo lo componen Fernando Ubiergo (Presidente), Alejandro Guarello (Primer Vicepresidente), Tilo Gonzalez (Segundo Vicepresidente), Dennise Malebrán (Secretaria General) y Quique Neira, Cecilia Echenique, René Calderón, Tito Fernández, Eduardo Gatti, Horacio Saavedra (Consejeros).

No se lee ningún ejecutivo de alguna disquera, ni tampoco abogados u otro tipo de personajes salvo artistas. Artistas chilenos, algunos muy instalados en el inconsciente colectivo y en el corazón de muchos de nosotros.

Estos mismos artistas (y algunos mas) se han atrincherado y defendido su posición con dientes y uñas, incluso insultando a quienes se han parado desde la otra vereda, con argumentos que no logran sostener puesto que se contradicen con lo que su propia ley argumenta. Con todos los análisis que se han realizado sobre el proyecto de ley, me queda muy claro que Tito Fernández no entiende mucho cuando dice en su blog:

En el caso del trato justo, por supuesto que la música se puede compartir cuando no es para uso comercial, siempre ha sido así y seguirá siéndolo porque eso no está en discusión. No necesitamos 10 discos para escucharlos juntos, pero si te cobro una entrada para oírlos entonces es un negocio y no estoy autorizado para hacerlo, por ninguna ley. Respecto de las fotocopias, no lo tengo muy claro porque yo soy músico pero deberían estar exentos de pago cuando no hay lucro en ello.

Ahora bien, mas que analizar el proyecto o esgrimir acá mi posición frente al tema (que sin duda quedará clara), quería constatar un punto que hasta ahora pareciera pasar desapercibido.

A diferencia de como opera en otros países, el malo de la película (capaces de las mas bajas barbaries por unos miseros dolares) no es un grupo de ejecutivos chupa sangre con un séquito de abogados que coartan la creación y se llenan los bolsillos en representación de… Lejos de esa imagen siniestra, acá son los mismos artistas, aquellos que uno miraba con cariño y como parte de nuestra historia. No solo como hombres y mujeres de arte, si no como verdaderos héroes dedicados a oficio tan ingrato. Son ellos los que intentan meterte la mano al bolsillo, o en su defecto, caerte encima con las penas del infierno. Son los mismos artistas los que buscando lo que han denominado “el trato justo”, arremeten contra quienes siempre estuvieron a su lado y los mantuvieron en sus corazones.

Lo peor en esto, es que siquiera se han dado cuenta de ello. Entre otras miopías, ven en los ISPs su fuente de nuevos ingresos e intentan convertirlos en el nuevo enemigo del pueblo (como si ya no lo fueran!). Y no se logran dar cuenta que con eso no solo dañan al usuario de ISP (o creen que las ISP’s no traspasarán los costos?) y de paso el crecimiento tecnológico, educativo, económico y finalmente competitivo de todo un país, si no que principalmente dañaran la cultura en este país, y de paso el principal activo de los artistas: el cariño del pueblo.

Si, estoy por el trato justo. Pero que sea un trato justo para todos. Todos nos lo merecemos.